domingo, 11 de julio de 2010

Campeones del Mundo

Jugando contra el reloj, apurando el tiempo, la paciencia y los nervios de millones de espectadores, el partido fue a la prórroga, y ya nos preparábamos para un desenlace de infarto y penaltis, cuando Iniesta marcó el gol y… campeones del Mundo.

Ahora, a celebrarlo en cada rincón donde haya un fan con alegría desbordante. Aquí en Londres, en Trafalgar Square, el agua de las fuentes se teñirá del color del equipo que gane. Mañana lo veremos en fotos.

Hay mucho que celebrar porque empezamos con mal pie y, pese a ello, hemos llegado a la final por primera vez y ¡la ganamos! Algunos dirán que hemos tenido suerte, pero hasta la suerte hay que mimarla.

Nosotros, además, hemos tenido un fan inusitado en forma de animal marino. El pulpo profeta acertó en sus predicciones: España ganadora, Alemania tercera. Ha hecho pleno el cefalópodo. ¡No quiero ver cómo se van a crecer los que ya le atribuían poderes psíquicos adivinatorios!

Otra imagen entrañable de esta noche en Suráfrica: Nelson Mandela asistiendo a la ceremonia de clausura, pese a sus muchísimos años, sus achaques y la tremenda pena de perder a una biznieta que murió en un accidente de coche cuando regresaba de ver la inauguración de la World Cup.

Mañana y pasado será el tiempo de rememorar. Hoy es el de celebrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario