martes, 13 de julio de 2010

Más marea (roja)


La resaca del triunfo de España sigue acaparando páginas en la prensa inglesa, con las infantas Leonor y Sofía reinando en varias portadas y mostrando que el rojo les sienta tan bien como a su madre. Y vemos lo caballeroso que es Casillas delante de las damas.

La fiebre por el pulpo profeta tampoco remite, y ahora se lo disputan los italianos, uno de los cuales clama haber sido quien lo sacó del agua con sus propias y desnudas manos. Ya lo dije: es la anécdota del Mundial aquí donde reina Her Majesty. También la marea roja anegando las calles de Madrid ha impactado a los editores; desde luego, más que la princesa Letizia flanqueada por Casillas y Nadal, que apenas logra una esquinita de página. La tristeza de Cruiff por el juego marrullero de Holanda es otro argumento que se repite.

Y se repite, día sí, día no, la muerte de soldados británicos en Afganistán. Hoy han perdido la vida tres y otros cuatro están heridos, después de que uno o varios soldados afganos les dispararan (o les lanzaran una granada, según otra versión). Sí, soldados afganos, no esoss terroristas tan malos, malísimos, sino supuestos colegas en el oficio de matar.

Mientras, en casa, los disturbios desatados en Belfast dejan imágenes que remueven el viejo miedo en Irlanda del Norte. Y siguen los recortes en el Presupuesto, con una bonita ocurrencia del Gobierno de dejar en mano de los médicos de familia la patata caliente de administrar 80.000 millones de libras, que son muchos más millones de euros.

Con tanto empacho de noticias, no sé qué tal me sentará la Noche del Curry, que es como se llama el evento que mi escuela ha organizado hoy como parte de su programa social. Será a partir de las 7, en un restaurante de Brik Lane famoso por sus currys. Y debe ser un lugar curioso porque nos invitan a llevar nuestra propia cerveza o vino para acompañar la comida.

Haremos botellón en el propio restaurante! ¿Quién dijo que en restauración está todo inventado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario