domingo, 18 de febrero de 2018

Alice Neel y sus retratos desnudos y crudos

(Más sobre pintoras y la sueca Hilma af Klint)

La pintora estadounidense Alice Neel (1900-1984) es conocida sobre todo por los retratos de su familia, amigos, escritores, poetas, artistas o cantantes; pinturas íntimas y a veces humorísticas, que también abordan  asuntos sociales y políticos. 

En 'T. B. Harlem' pintó la pobreza y la exclusión
social en Nueva York a comienzos del siglo XX.
Aunque Alice Neel realizó varias exposiciones también al principio de su carrera, fue en la década de los años sesenta cuando se hizo famosa y empezó a exponer tanto en Europa como en Estados Unidos. Su arte se caracteriza por un uso expresionista de la línea y del color y por haber producido obras que siempre tienen un tono descarnado. 

Retrato de Robert Smithson
(colección privada).
De los pinceles de Neel salieron retratos de unos tipos humanos realmente plurales, muchos de ellos habitantes de la ciudad de Nueva York a mediados del siglo XX, a los cuales plasmaba con trazos a menudo sombríos y austeros, casi siempre fríos, con mucha frecuencia posando de frente al espectador.

Los pintaba a todos con la misma fruición, ya se tratara de figuras políticas o culturales (Frank O'Hara, Andy Warhol, Robert Smithson…) o ya fueran vecinos y simples conocidos de la artista, bailarinas, estudiantes de arte o taxistas.

'Kitty Pearson'
(Tate Modern Londres).
Los cuadros de Alice Neel son de una enorme intensidad emocional. Sobresalen sus retratos femeninos y, de hecho, gracias a ellos y a su propia peripecia vital, Alice Neel es considerada como un icono feminista. Se ha dicho de ella que su arte glorificaba la subversión y la sexualidad, quizá porque representaba sin tapujos escenas de amantes y de desnudos. Pero su militancia feminista iba mucho más lejos, y fueron asimismo frecuentes sus colaboraciones con varias publicaciones comunistas. Esta artista norteamericana siempre hizo gala de su fuerte conciencia social y de sus creencias izquierdistas muy arraigadas.

'Soledad'
'Marisol'.










Retrato de Kate Millet, 1970
(portada 'Time Magazine').

En el año 1970 la revista Time Magazine encargó a Alice Neel que hiciera un retrato de la activista feminista Kate Millett para su portada, pero como Millet no quiso posar para dicha portada, la artista la pintó basándose en una fotografía. En este trabajo también dio muestras de su muy personal estilo de pintura, que nunca siguió moda alguna ni se encuadró en movimientos de vanguardia. Ni siquiera cuando retrataba a activistas negros o defensores de los derechos de las mujeres. Si a alguien se parece un cuadro de Alice Neel es... a otro de Alice Neel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario