sábado, 7 de noviembre de 2015

'Las llaves de casa': puesta de largo de Carmen Estirado

(Más escritores noveles y el tándem imbatible de mujeres y libros)

Hacía tiempo que quería escribir sobre la novela Las llaves de casael bautizo literario de Carmen Estirado. Es una historia que recoge a Sofía, joven violinista del siglo XXI sobradamente independiente, y la acompaña por el viejo Madrid en un deambular que tiene mucho de caleidoscopio urbano y emocional, recuerdo vago del trasiego de Pedro, el antihéroe protagonista de la naturalista Tiempo de silencio (Luis Martín Santos, 1924-1964). ¡Ahí es nada para una primera novela!

'Las llaves de casa' (Carmen Estirado),
premio Mejor Novela Urbana 2015. 
De Sofia sabemos poco al principio del libro y no sabremos mucho más al final. Conocemos que vive con un anciano a quien cuida y tutela a cambio de alojamiento gratuito, hasta que la vida (más bien la muerte) llama a su puerta para anunciarle el fallecimiento inminente de su madre. Relaciones familiares rotas a las que ningún remiendo basta, costumbrismo, naturalismo e introspección psicológica son los vasos comunicantes de esta novela corta, que se lee casi de un tirón, queriendo descubrir qué sucedió en el pasado, intrigados, y a la vez sospechando que será muy poco lo que se nos desvelará.

Carmen Estirado (1985), autora
de la novela 'Las llaves de casa'.
La autora de Las llaves de casa es Carmen Estirado, una buena amiga que no sólo tiene talento sino valentía, se pone el mundo por montera y encara la agridulce  cotidianidad con una sonrisa genuina. Es, a mucha honra, una escritora joven que relata (y muy bien) una historia de, por y sobre mujeres... y mucho más, con un lenguaje brioso, espontáneo y muy cuidado. Con su libro, Estirado invita al lector a transitar con su protagonista por unos momentos de la vida en los que predominan el estupor ante la muerte, la incomprensión de los turbios lazos familiares y el ajuste de cuentas con el pasado; este último encarnado en un padre que nos parece de todo menos trigo limpio.

Como resume la página oficial de la novela, “Las llaves de casa es una obra que escarba en el silencio y lo hace poéticamente”, y entre esos lapsus silenciosos el lector no puede evitar preguntarse cosas: por ejemplo, si la afición de la protagonista por la masturbación no tendrá algo que ver con la sombra de  los abusos que planea sobre la historia.

Carmen Estirado firma ejemplares
de su primera novela, 'Las llaves de casa'.
Carmen Estirado escribe desde que era niña, de mayor estudió Derecho y Periodismo, y a sus treinta años sabe lo que es ganar premios, pues hace unos meses Las llaves de casa fue elegida Mejor Novela Urbana en la V edición de los premios AtlantisComo periodista, Carmen ha trabajado en las redacciones de los diarios  El Mundo, Abc y El Economista, en el que colabora de manera habitual. Recientemente, su inquietud, sus ganas de aprender y su amor por la literatura han llevado a Carmen a cruzar el Atlántico para concentrarse en la creación en vez de en la redacción. Esta frase, extraída de su primera novela, suena extrañamente premonitoria: “El violín lucía ese día más bonito que nunca. Su cuerpo brillaba, las cuerdas estaban perfectamente afinadas y su alma se sentía argentinamente sonora...".

El tiempo de Carmen Estirado no ha hecho más que comenzar, y su nombre y sus obras darán mucho que hablar. No es un deseo, es otra premonición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario