jueves, 31 de mayo de 2018

7 razones para ir a Seúl, destino de moda este verano (I)


(Más viajes: Osaka y Koyasan y ruta por Kioto y Nara)
Seúl, la joven, bulliciosa y vibrante capital de Corea del Sur, es uno de los destinos turísticos de moda este verano. Es una ciudad moderna y global que vive de cara al río Han, en cuyas aguas se reflejan los rascacielos de un skyline que nada tiene que envidiar al de su 'vecina' Tokio.

Emblemático río Han y parte de skyline (´Seúl).
Las orillas del Han están enlazadas por una sucesión de 27 puentes, entre ellos el tristemente famoso puente Mapo (lugar recurrente para los suicidas), el joven puente Olímpico (1990) y el luminoso puente Banpo. A lo largo del cauce del río se expanden los jardines, paseos y circuitos para ciclistas... kilómetros de zonas verdes con bancos para sentarse y zonas de juego, un auténtico oasis de naturaleza y frescor en medio de una ciudad que nunca duerme.

Guardias en el Palacio Imperial de Seúl.
1. Es una ciudad global, enorme, que fascina por sus contrastes y donde tradición y modernidad se dan la mano de forma amigable. En Seúl viven unos 10 millones de personas y en todo el área metropolitana (que incluye el puerto de Incheon y la provincia de Gyeonggi) residen casi 25 millones; es la cuarta área metropolitana más grande del mundo. Pese a estar tan poblada, es una ciudad donde las aglomeraciones más "molestas" se dan en los mercados, tiendas de cosmética y zonas de ocio nocturno. Incluso durante los fines de semana es posible pasear y visitar las principales atracciones sin largos tiempos de espera.
Seúl da la bienvenida con su versión del 'I love you'.
2. En Seúl apenas hay turistas occidentales y los españoles son una rareza (algo así como sucedía en Tokio y Japón hace diez o quince años), es una joya por descubrir, a salvo de los operadores turísticos. Visité Corea y Seúl en el verano de 2017 y noté la extrañeza que sentían los coreanos al vernos arrastrar la maleta por andenes de estaciones de tren remotas; me sorprendió su curiosidad y a veces su recelo inicial al aproximarnos a ellos; pero también disfruté de su interés por conocer quiénes éramos y de dónde veníamos y, por supuesto, recibí ayuda siempre que la necesité y la pedí.
Leeum, Samsung Museum de Arte (Seúl).
3. Seúl es una ciudad muy segura y habitable, bien preparada para el turismo. Los taxis son muy baratos pero hay que saber que los taxistas hablan muy poco inglés. Conviene pedir en el hotel una tarjeta con las direcciones y el nombre de los sitios en coreano e inglés. Hay museos y galerías de arte que han hecho de la tecnología y el diseño grandes aliados. 
4. El metro es rápido, superseguro, bien indicado, hay letreros en inglés por todos sitios. Lo más práctico es comprar una tarjeta y recargarla según los trayectos. Los andenes son larguísimos y cada estación puede tener 6 u 8 salidas (todas bien indicadas), por lo cual hay que cerciorarse de cuál es la que corresponde. Viajar en metro da una idea muy real de cómo son y se comportan los seulitas.
Anguila a la parrilla, un plato típico coreano.
5. A los seulitas les encanta comer y beber: la comida es barata y la bebida es asequible, aunque el vino es caro. Se suelen compartir los menús porque las raciones son muy abundantes, y los restaurantes con parrilla son lo más popular. Les encanta el pollo frito y la cerveza y existe una inagotable oferta de comida en puestos callejeros. Eso sí, una advertencia: la comida coreana pica una barbaridad, incluso si el menú o el camarero afirman que el plato no pica (sí picará jaja). Pero tranquilos: en Seúl se puede comer de todo y a todas horas: hamburguesas, pizzas, perritos, churros... 

6.Aceptan tarjetas de crédito en todos los sitios, hay wifi superrápido y gratuito en bares, hoteles, cafés, aeropuertos, estaciones de tren, etc. Podéis encontrar un montón de cajeros automáticos, se cambian euros sin problemas... como corresponde a una sociedad tan consumista como la coreana. Se puede comprar ropa y artículos de cosmética o perfumes bastante baratos.
Ejército conjunto Corea-ONU (Panmuniom, Corea Sur).
7. Desde el centro de Seúl parten varios tour organizados a la Zona Desmilitarizada con Corea del NortePara mí la visita a Panmuniom es imprescindible ya que es el único sitio donde las dos Coreas pueden reunirse para negociar, la frontera entre dos países hermanos divididos de forma abrupta y donde el conflicto se percibe con nitidez. Se trata de un tour en autobús; se sale desde un hotel de Seúl cerca del ayuntamiento, por la mañana temprano y se regresa sobre las 15 o 16 horas (depende del día de la semana). Es necesario reservar online con antelación, enviar el pasaporte, etc.
Próximamente... 7 lugares imprescindibles que visitar en Seúl

No hay comentarios:

Publicar un comentario