sábado, 30 de diciembre de 2017

‘Mujercitas’ en el cine (II)

Firma invitada:
Luis Fermín Moreno

'Mujercitas' en la versión del año 1994,
dirigida por Gilliam Armstrong.
 La tercera versión cinematográfica de Mujercitas fue rodada para Columbia por la directora australiana Gilliam Armstrong en 1994. Aceptó el proyecto impulsada por la misma motivación pedagógica que tuvo Louisa May Alcott (1832-1888) al escribir la novela. Si la autora se dejó convencer por su editor Niles en parte porque remediar la carencia de buenas historias para niñas le parecía una causa honorable, la cineasta pensaba que su película paliaría la escasez de buenos filmes para adolescentes.

Christian Bale encarna a Laurie en 'Mujercitas' (1994).
En esta versión es Winona Ryder quien da vida a Jo March. Como en el caso de Katharine Hepburn, su interpretación debe buena parte de su exuberancia a las afinidades entre Alcott y la actriz. Educada por unos padres bohemios que vivieron un tiempo en una comuna, Ryder podía simpatizar con la Alcott que conoció la experiencia de Fruitlands. Por primera vez, el problema de la pubertad de Amy se resuelve cambiando la actriz: Kirsten Dunst es la Amy de 10 años y Samantha Mathis, quien corteja y se casa con Laurie. 

Orchard House (Concord), hogar de Louisa May Alcott.
Cuando se estrenó la película, la crítica insistió mucho sobre el desfase entre la meticulosa reconstitución histórica del viejo Concord y la franqueza cruda y moderna de Marmee y algunas de sus hijas. Pero igual que en las versiones anteriores se escapaban ocasionalmente registros demasiado modernos por descuido o por demagogia, se aprecia claramente que la modernización de ésta es fruto de una opción ideológica.

Los diálogos beben de diversas fuentes externas a la novela: los diarios de Louisa May, escritos con un tono mucho más libre -a veces feroz o cínico- que sus novelas, y sin duda una selección de varias autoras feministas posteriores. En consecuencia, la madre, Marmee, interpretada por Susan Sarandon, es una mujer lo bastante serena y firme en sus convicciones para expresar abiertamente opiniones políticas perfectamente anodinas hoy. Y, para acentuar el contraste entre pioneras y eternas esclavas, Meg (Trini Alvarado) hace el papel de mirlo blanco junto a su madre.

Cartel de 'Mujercitas' (1994).
Quitar a Jo y a Marmee la mordaza que Alcott se vio obligada a ponerles, e incluso extrapolar un poquitín, puede justificarse. En 1868, fecha de publicación de la novela, la mayoría de padres no estaba dispuesta a poner a la familia Alcott como modelo para sus hijos, y en parte por eso Louisa May hizo deliberadamente de las March una familia más ordinaria que la suya. Adjudicar a Jo la impertinencia de Louisa es un juego al que juegan desde siempre los seguidores de Alcott. En cuanto a los arreglos de los diálogos de Marmee, son en realidad bastante menos anacrónicos de lo que se escribió en su día. Casi todo lo que figura en los pequeños sermones añadidos a su papel se puede encontrar en la tradición feminista de la Nueva Inglaterra del siglo XIX.

Winona Ryder, la Jo March de 1994.
Las libertades de la cineasta que más disgustan a los especialistas en Alcott son de otro orden. Hacia el final de la película, Jo recibe las pruebas de su primer libro y la página de guarda informa al espectador de que Mujercitas ha sido publicada en Nueva York por James T. Fields. Por un lado, el célebre editor casi acaba prematuramente con la carrera de Alcott cuando declaró un día de 1853 que la escritora no tenía futuro literario. Por otro lado, como todos los grandes editores de la época, Fields estaba radicado en Boston y no en Nueva York.

Podemos suponer que el traslado del lugar de publicación pretende señalar la amplitud del triunfo de Jo/Louisa: ser publicado en Nueva York es el equivalente moderno a ser publicado en Boston en 1868. Pero si se trataba simplemente de que el público entendiera esto, lo lógico habría sido adjudicar a Jo un editor prestigioso actual, ya que para el espectador de hoy Fields es tan desconocido como el auténtico editor de Alcott, Roberts Brothers.

(Continuará....)



No hay comentarios:

Publicar un comentario