jueves, 8 de junio de 2017

Party en el Huerto de la Cornisa, al lado de las Vistillas


El ecologismo y la conciencia solidaria ganan terreno en el mundo occidental desarrollado, pese a los zopencos negacionistas abanderados por Trump y a los peligrosos recortes de derechos humanos con que nos amenaza May. En ciudades como Madrid se palpa un mayor gusto por la colaboración y el aperturismo, al tiempo que se refuerzan los lazos vecinales.

Pícnic Solidario en el Huerto de la Cornisa (Madrid).
En el barrio de la Latina tenemos suerte de disponer de dos espacios en manos del vecindario: son el Campo de la Cebada y el menos conocido Huerto de la Cornisa, situado a las espaldas de la iglesia de San Francisco el Grande. Entre las muchas iniciativas que aquí se celebran, este mes han comenzado los Miércoles de Pícnic Solidario. A partir de las 20.30 horas, con el caer de la tarde, un sencillo puesto de comida vegetariana atendido por La Taberna Errante y Los Pajaritos Mojados sirve un menú a precio fijo (10 euros) que puedes tomar sentado junto a los parterres donde crecen las acelgas, lo ajos y las lechugas.

Huerto comunitario de la Cornisa de San Francisco.
Un party sencillo, sin pretensiones, amable. Apenas hay una decena de sillas y un par de mesas donde apoyar los platos y aposentar la lata de refresco, pero es un espacio muy agradable, sin altavoces bramando música ni ruido de coches, tan solo los sonidos de las conversaciones y los ocasionales ladridos de los perros que corretean por el parque de al lado. Lo mejor de todo es contemplar el atardecer y recibir la noche a la luz de lámparas de pie a modo de hogueras.

Cartel del Pícnic Solidario.
El Huerto de la Cornisa es un huerto urbano comunitario que funciona desde principios de 2015, perteneciente a la Red de Huertos de Madrid. Está abierto a todas las personas del barrio (y de fuera) que quieran pasarse a echar una mano y a emplear su tiempo de una forma diferente. No importa la edad ni lo poco que se sepa de técnicas de huerta o jardinería; todos los que llegan a colaborar son bienvenidos. Lo único que se pide es tener ganas de compartir y de colaborar para construir un uso diferente, ecológico y sostenible de los espacios urbanos de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario