jueves, 20 de abril de 2017

Siri Hustvedt, (pos) sorpresa del Día del Libro en Madrid

(Más sobre Siri Hustvedt aquí)

Siri Hustvedt (1955), novelista
y ensayista estadounidense.
Siri Hustvedt (1955), la mujer que nunca fue (solo) la compañera de Paul Auster y madre de su hija, estará en Madrid el lunes 24 de abril presentando su nuevo libro, La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres, poniendo una suerte de broche de oro a los actos del Día del Libro. La cita con sus lectores, a la que no pienso faltar, es en la librería Central de Callao, a las 19 horas. Siri es una mujer erudita, apasionante y apasionada, a quien fascina la exploración del cerebro y la mente. Tiene un discurso multidisciplinar en el que caben desde el psicoanálisis a la psiquiatría, pasando por la genética, la filosofía o la literatura. 

Mi ejemplar de 'El verano sin
hombres' (Siri Hustvedt).
El primer libro que leí de ella es El verano sin hombres, una novela de perfil intimista, narrada en primera persona por Mia Fredricksen, una mujer de 55 años que lleva 30 casada, tiene una hija encantadora y relativo éxito profesional. De repente, Mia enloquece, es internada en una clínica y, al salir, decide pasar el verano en Boden, donde su madre vive en una residencia para ancianas. Ese verano sin hombres cambiará a la protagonista en lo personal y le servirá de acicate intelectual.

La mente, los nervios y sus misterios vuelven a ser el eje del libro que Siri presenta en Madrid, y al que la campaña de marketing describe como "una colección doble de ensayos donde la autora hace gala de sus conocimientos en las artes, las humanidades y las ciencias".

Siri es una excelente contadora de historias, que trata a sus personajes con seriedad pero con ingenio. En su literatura siempre hay una buena dosis de crítica y aborda a sus protagonistas desde un ángulo más amplio que el de las desventuras cotidianas.

Sin duda, el lunes compraré ese libro, aunque todavía tengo pendiente The Blazing World , que me traje de Londres hace dos años y todavía reposa en la estantería de los libros por leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario