jueves, 7 de julio de 2016

Tracy Chevalier migra al mundo de ‘La casa de la pradera’

(Más sobre Tracy Chevalier y otras de sus obras)

Tracy Chevalier posa en 'The Wall Street Journal'. 
Tracy Chevalier está presentando su octava novela, At the Edge of the Orchard, en Reino Unido y Francia, los únicos países junto a Estados Unidos donde ha sido publicada hasta el momento. El argumento nos hace retroceder casi dos siglos, hasta Ohio, el Nuevo Mundo y el inicio del mito del sueño americano. Los protagonistas son los Goodenough (pioneros que se asientan en Ohio al quedar atrapada su caravana), su lucha por domesticar la tierra; los cincuenta manzanos que deben cultivar para reclamar su derecho sobre la propiedad; y la vida en la frontera.

Melissa Gilbert encarnó a Laura Ingalls
en la serie 'La casa de la pradera'.
¿Os suena de algo? En efecto, se trata del mundo de los Ingalls, la modélica familia que  tuvo a varias generaciones enganchadas a la televisión con la serie La casa de la pradera (1974-1983). De hecho, Chevalier cuenta en sus entrevistas que escribió At the Edge of the Orchard después de releer los libros semibiográficos de la escritora estadounidense Laura Ingalls (1867-1957), ella misma, pionera.

Al igual que sucedía en la serie de televisión, los protagonistas de la última novela de Chevalier sufren para labrar la tierra y soportan calamidades que resquebrajan el mito romántico del sueño americano.

Laura Ingalls Wilder (1867-1957)
autora de 'La casa de la pradera'.
Las vicisitudes familiares, enmarcadas en el fresco del afán por la tierra y la supervivencia en un medio hostil, son las coordenadas de esta novela, que recuerda en ciertos aspectos a su anterior libro, The Last Runaway (2013), sobre una familia de cuáqueros que emigraba de Inglaterra a Ohio en 1850 y ayudaba a escapar a los esclavos fugitivos. 

En varias de las entrevistas que ha concedido durante la promoción del libro, Chevalier ha confesado su predilección por el personaje de la traviesa Laura Ingalls (interpretado en TV por Melissa Gilbert), el tipo de chica revoltosa de gran corazón, que siempre es castigada pero es la favorita de su padre.  

Vi a Tracy Chevalier hace seis años en Londressiendo yo una recién llegada a la capital de Támesis, hasta donde me había ido para estudiar inglés durante seis meses. Suyo fue el primer libro que compré allí, Remarkable creatures (historia de la cazadora de fósiles Mary Anning), y la casualidad quiso que ella fuera ponente en una conferencia en el Museo de Londres. Tracy leyó un cuento sobre su relación con la ciudad, dialogó con los espectadores y nos dio detalles sobre sus rituales de escritura y de lectura.

Última novela de Tracy Chevalier,
aún inédita en España.
Cuando la vi, hace seis años, ya era muy fan de Tracy Chevalier (El azul de laVirgen sigue siendo una de mis novelas preferidas), hasta el punto de que había visitado en Francia los escenarios reales de esa historia. Nunca me había parado a pensar si algún día podría hablar con la autora, pero ahí estaba, en junio de 2010, frente a ella en el  auditorio del Museo de Londres. Al acabar la conferencia, me acerqué a saludarla, le dije cuánto me gustaban sus libros, le conté que era española y ella afirmó que le encantaba España. Me deseó suerte.

Mary Anning y el esqueleto de una de sus criaturas,
en el Museo de Ciencias Naturales (Londres).
A las pocas semanas, mientras visitaba el Museo de  Ciencias Naturales, me topé con el retrato de Mary Anning junto al esqueleto de uno de los animales que descubrió. Sentí como si un círculo se cerrase: en un museo compré el libro de Chevalier, en ese mismo museo conocí a la escritora, y en otro museo supe más de la historia real y de la obra de la protagonista que inspiró el libro de Chevalier Lo interpreté como una señal de bienvenida y buenaventura. Y así fue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario