sábado, 18 de junio de 2016

Seis años de mi blog 'Cúmulos y limbos'... y sumando

(El quinto aniversario del blog)

Abrí este blog hace seis años. El 18 de junio de 2010 era sábado y yo estaba recién aterrizada en Londres, adonde había ido a estudiar inglés, aprovechando el alto en mi carrera profesional que decidí tras sufrir un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Pepa Montero (@PepaMonteroM), autora del
blog 'Cúmulos y limbos', en Madrid en 2016. 
Marcharme a Londres fue la mejor decisión que pude tomar. Los seis meses que viví allí como estudiante de inglés en International House me enriquecieron y cambiaron. Mis compañeros de clase, coreanos y japoneses en un 50%, me descubrieron un nuevo mundo que aún estoy a medio explorar; el inglés que aprendí me facilitó el empleo al regresar a España; en Londres puse la primera línea del que sería mi libro de relatos, La casa de las palmeras.

Vista del Támesis y San Pablo desde el café
de la Tate Modern (Londres, verano 2010).
Mi medio año londinense me permitió visitar el Bristish Museum, la National Gallery y la National Portrait Gallery casi a diario. Daba paseos kilométricos para subir al café de la Tate Modern y contemplar San Pablo al otro lado del río, y me perdía (literalmente) zigzagueando por las calles, como el domingo que partí de Trafalgar Square hasta Brick Lane, o los varios sábados que fui caminando hasta Notting Hill desde mi estudio en los apartamentos Nido King's Cross (allí, por cierto, vi a España ganar el Mundial de Sudáfrica).

Lápida sepulcral de Jane Austen
(catedral de Winchester, Inglaterra).
De junio a diciembre de 2010 me moví bastante por el sur de Inglaterra, en escapadas de un día (con la escuela) y también de fin de semana, por mi cuenta. Fui a Greenwich para cumplir el rito de poner las piernas una a cada lado del famoso Meridiano; viajé a Winchester, Chawton y Bath para revisitar los escenarios donde vivió Jane Austen (1775-1817); pasé mucho frío en  Hampton Courttanto dentro del palacio encantado de Enrique VIII como hasta llegar allí; fui de nuevo a Canterburypor la catedral y por hallar el local de fish & chips que recordaba de mi primera vez; hice una excursión de un día a Stonehenge, Stratford Upon-Avon y el castillo de Warwick; recorrí las calles y el castillo de Windsor; hasta me dio tiempo y alcanzó el presupuesto para saltar a Lille en solitario (por debajo del Canal de la Mancha) y a París, donde me reuní un fin de semana con mi compañero de aventuras.

Carmen Martín Gaite (1925-2000).
Han sido seis años francamente buenos, durante los cuales he estado acompañada por un ángel de la guarda, de quien tomé prestado el título de este blog: Carmen Martín Gaite (1925-2000). Su novela Nubosidad variable fue para mí un descubrimiento hace ya equiscientos años, y desde entonces les tengo a las dos un cariño especial. Cada año, cuando recorro las casetas de la Feria del Libro, me acuerdo de ella. El próximo día 23 de julio se cumplen dieciséis años de la muerte de Carmiña, ¡quién lo diría!

'La casa de las palmeras' (libro
de relatos de Pepa Montero).
En estos seis años de mi blog no he logrado mi objetivo de publicar un segundo libro (trabajo en ello y sé que lo conseguiré), pero mantengo la ilusión por el arte y la escritura, sigo viajando siempre que puedo y alimento el sueño de viajar para vivir. Mientras, soy afortunada en los principales aspectos de la existencia, y eso en sí mismo es un excelente punto de partida para todas las cosas buenas que están por llegar.

Estoy deseando ir a por otros seis, dieciséis, veintiséis… años más de Cúmulos y limbos. Porque todos tenemos algo que decir aunque nadie escuche. Porque en el centro de la tormenta, los vientos son brisas ligeras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario