domingo, 5 de abril de 2015

Mi entrevista a Jostein Gaarder, el hombre que pregunta

(Leer también Diez años de mi entrevista a Mercedes Salisachs)

El 24 de diciembre de 2004 publiqué en La Gaceta de los Negocios una entrevista con Jostein Gaarder (1952), el célebre escritor noruego cuyo libro El mundo de Sofía (1991) lleva más de veinte años siendo un best-seller internacional. Gaarder tenía entonces 52 años, aunque parecía algo mayor, hablaba un inglés fluido, vestía sobrio a la par que elegante. Se decía y se comportaba como un hombre modesto, al que la fama no se le había subido a la cabeza.

Entrevista a Jostein Gaarder (La Gaceta
de los Negocios, diciembre 2004).
Han pasado casi diez años y medio de esta entrevista, y desde entonces Jostein Gaarder ha escrito varios libros más, sin que ninguno haya rozado ni de lejos el éxito de ventas y de critica que logró con El mundo de Sofía. No creo que ese fracaso le importe demasiado en lo personal, y dudo que sus ojos hayan perdido el brillo de la ilusión que reflejaban esa tarde de diciembre de 2004, cuando me confiaba que su principal empeño era que los más jóvenes leyeran, se hicieran preguntas y tomaran conciencia de los grandes enigmas del universo. 

Jostein Gaarder en una imagen de 2008.

Y es que para Gaarder hacer y hacerse preguntas tiene una importancia vital. "Para mí es irrelevante la adscripción política o religiosa, lo fundamental es no perder nunca la curiosidad", me decía en 2004. Cuando le pedí escoger entre optimismo y pesimismo, el prestidigitador de la palabra que es Gaarder me respondió: "esperanza". Sin esperanza, contestó, "no vale la pena luchar, sin esperanza la gente se vuelve apática". Por supuesto, como entrevistadora, tenía que saber cuál sería la pregunta que él mismo haría si el genio de la lámpara le concediera una sola respuesta. "La que me he planteado toda la vida, la que no voy a dejar de plantear: ¿qué es este universo?", respondió sin dudar un instante. 

Gaarder tenía once años cuando se topó con su primera pregunta sin respuesta. Estaba hablando con su padre y quiso saber qué había más allá de las estrellas. Su padre le dijo que más estrellas. "Sí, ya lo sé, pero ¿qué hay más allá de esas estrellas?", insistió el niño. El adulto admitió que no lo sabía. "Y es cierto que no los sabemos", reconocía el Gaarder de 52 años, "pero no es cierto que no hay respuestas, es que hay que seguir buscándolas", 

'El mundo de Sofía', best-seller
mundial de Jostein Gaarder.
Antes de hacerse mundialmente famoso, Jostein Gaarder enseñaba Filosofía en un instituto de Bergen y escribía cuentos en su tiempo libre, hasta que su peculiar visión del saber filosófico, que plasmó en El mundo de Sofía, le permitió dedicarse de lleno a escribir. Su libro tótem ha vendido 15 millones de ejemplares, pero él no ha parado de narrar y fabular. Una de sus últimas obras lleva por título una pregunta (¿Hay alguien ahí?) y narra la visita a la Tierra de un niño o reptil extraterrestre. Una especie de Principito para que la gente contemple su propio planeta con la frescura con que lo haría un extraterrestre. En el año 2012 publicó Me pregunto..., donde reúne cincuenta cuestiones filosóficas universales que siempre le acompañan; una suerte de manual para estimular la reflexión entre padres e hijos. 

El autor noruego Jostein Gaarder, en una foto reciente. 
Gaarder es un hombre muy, muy rico, y como buen noruego se avergüenza de su riqueza (Noruega es una sociedad igualitaria) así que hace años creó la fundación ecologista Sofía, que concede un premio anual de 100.000 dólares a un proyecto en defensa del medio ambiente. El galardón hace énfasis (¡cómo no!) en una pregunta: ¿cómo es el cambio de conciencia que necesitamos?. Y, aunque su último libro hasta la fecha, La Tierra de Ana, no lleva por título un pregunta, sí lanza la alarma sobre el destino de nuestro planeta. "Podemos llegar a un punto de no retorno", advierte Gaarder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario