domingo, 1 de junio de 2014

Neil Gaiman, el padre de 'Stardust', en la Feria del Libro

(Más sobre la Feria del Libro aquí)

Neil Gaiman, el sábado 31 de mayo
de 2014 en la Feria del Libro de Madrid
El escritor inglés Neil Gaiman (1960), uno de los grandes autores de novela gráfica, ha sido la estrella internacional que este año ha inaugurado la Feria del Libro de Madrid, con sus cuatro horas de pacientes firmas durante la mañana y la tarde del sábado, 31 de mayo. Ni el cielo nublado, ni la amenaza de lluvia, ni la fresca brisa, realmente primaveral, han disuadido a los cientos de fans, ansiosos de que este autor de culto estampara su preciada firma en los ejemplares de sus obras favoritas. Con la ayuda de una asistente, que además de traducirle al inglés los nombres y peticiones de sus fans, le abría y colocaba los libros para que él no perdiera tiempo y produjera rúbricas en tiempo récord, Gaiman ha dejado un buen gusto de boca, por su cercanía, su timidez vestida de desaliño y su mirada clara que no rehúye la franqueza del directo y firme contacto visual.

Neil Gaiman (Feria del Libro de Madrid, 31/05/2014).
Gaiman necesita poca presentación, habida cuenta de los más de siete millones de tebeos que ha vendido sólo con su saga Sandman, que ha cumplido ya 25 años de existencia. El filón inagotable de sus cómics (como él mismo ha confesado en las entrevistas concedidas durante su estancia en España) es el valor de los sueños y de la infancia, que permea todas sus historias.

Aparte de Sandman, otra de sus novelas más famosas es Stardust, sobre el viaje fantástico de un muchacho en busca de una estrella caída en la Tierra, y que fue llevada al cine con bastante éxito. Hacía casi once años que Gaiman no venía a España, pero los cientos de lectores que el sábado lo arroparon en el parque del Retiro le auguran más éxito y demuestran la buena salud de la novela gráfica... al menos, la que factura la mente fantástica de Gaiman.

Feria del Libro de Madrid (parque del Retiro).
Además del padre de Stardust, ayer firmaron en el Retiro decenas de autores, con éxito dispar. Como siempre, los fenómenos televisivos (por ejemplo, Maxim Huerta) reunían a decenas de fans catódicos, lo mismo que autores de libros infantiles y juveniles, mientras poetas desconocidos y autores noveles se resignaban a una desafección descontada. Buena acogida, en forma de pacientes lectores aguardando la firma, recogían Almudena Grandes, Rosa Montero, Clara Sánchez o Juan Eslava Galán, entre los que oteé a mi paso.
Escultura humana en el parque del Retiro.
Mi visita de ayer a la Feria del Libro fue de  reconocimiento, como cada año: primero, paseo entre las casetas para seleccionar las más interesantes, y en visitas sucesivas me concentro en las editoriales que me interesan, repasando los títulos nuevos, ojeando las portadas, leyendo solapas y contraportadas, en busca de alguna joya. Y es que, hasta ahora, cada año he hecho en la feria un hallazgo: las firmas de mi amada Carmen Martín Gaite (1925-2000) cuando aún vivía, el descubrimiento de Marianne Fredriksson (1927-2007), el enamorarme de nuevo de Carmen Laforet (1921-2004), conocer a Marga Clark y el libro-homenaje a su tía paterna, la escultora Marga Gil Roësset (1908-1932)... Recuerdos indelebles de horas felices pasadas entre libros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario