domingo, 4 de agosto de 2013

Estatua de Sauromates II, Museo Acrópolis de Atenas

(Mucho más sobre Grecia aquí) y (Más Historia de un objeto aquí)

Retrato de gobernante, probablemente
Sauromates II (174-210 d.C.)
Esta bella escultura (finales del siglo II d.C.) está en el primer piso del Museo de la Acrópolis, en concreto, en la Galería de Antigüedades (obras del siglo V a.C al V d.C,). Es fácil pasar de largo, no sólo porque en esa misma planta están las famosas Cariátides del Erecteion (sometidas a una profunda limpieza con láser a la vista del público siempre curioso), sino porque es la zona dedicada a la escultura arcaica, las piezas más antiguas halladas en toda Grecia, desde el siglo VII a.C. hasta el final de las guerras contra los persas (48/79 a.C.).

Sala de escultura arcaica (Museo de la Acrópolis
de Atenas, Grecia).
Y, sin embargo, merece la pena detenerse frente a este retrato, quizá de Sauromates II (174-210 d.C.), rey de Bósforos, una provincia del Imperio Romano en el este de Crimea. Es una de las pocas esculturas que sobrevivieron de las muchas que, durante siglos, fueron colocándose en la Acrópolis y que representaban dioses, héroes, figuras mitológicas y hombres célebres. Fueron muy comunes en el periodo de transición entre la Grecia clásica y la dominada por los romanos, cuando se pusieron de moda los encargos a artistas famosos por parte de gobernantes y ciudadanos adinerados.
Monedas con la efigie del rey de Bósforos
Sauromates II (siglo II d.C.).
Sauromates II era el hijo y heredero del rey Eupator, al que sucedió en 174 d.C. Fue contemporáneo de los emperadores romanos Marco Aurelio, Septimio Severo, Cómodo y Caracalla. Poco se conoce de su vida y de su reinado. Según las monedas, parecía ser una persona religiosa que rendía culto a la diosa Afrodita. Se casó con una mujer cuyo nombre se ignora hoy y tuvo dos hijos, uno de los cuales le sucedió en 210.

El retrato de Sauromates II que se exhibe en el Museo de la Acrópolis se parece poco al aspecto que tenía el rey en las monedas de la época. En el sestercio de la izquierda aparece de perfil con una diadema en la cabeza, y en el de la derecha, montado a caballo con las manos en alto y una estrella brillante que parece guiarlo al triunfo. Claro, que lo normal en la estatuaria de reyes y héroes era idealizar al retratado, y quizá por eso la escultura del museo ateniense muestra a un Sauromates muy atractivo, con su melena ondulada y rubia, su barba rizada y sus facciones de proporciones clásicas.
Reino de Bósforos, provincia del imperio romano
(costas del actual estrecho de Kerch).
El reino de Bósforos, hoy tan en el olvido como su rey, estuvo situado en las costas del actual estrecho de Kerch, en Crimea oriental, alrededor de esa franja que separa Asia de Europa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario