domingo, 3 de febrero de 2013

Elizabeth Gaskell y sus lazos con las hermanas Brontë

(Más sobre las Brontë aquí y también aquí)

Retrato de Elizabeth Gaskell
(National Gallery, London).
La novela Cranford (1853) proporcionó a Elizabeth Gaskell (1810-1865) el título oficioso de cronista de la Inglaterra rural victoriana y lanzó su carrera literaria, en la que también destacan Norte y Sur (1854) y Esposas e hijas (1865). Confieso que no he leído el libro, pero sí vi la serie de la BBC durante mi estancia en Londres en el invierno de 2010. Si la adaptación televisiva es mínimamente fiel, creo que Gaskell se merece el título, ya que recrea con precisión un mundo desaparecido hace casi 200 años, y lo hace de forma humorística y afectuosa. Ese mundo rural se vio sacudido por la revolución industrial, y eso también queda plasmado en Cranford, por ejemplo, a través de las dos hermanas solteronas, de la protagonista (algo ingenua y acomodaticia) y de los arquetípicos parroquianos, que rezuman un decadente aire british.
 
 
Para crear la aldea ficticia de Cranford, la novelista se inspiró en Knutsford, el pueblecito donde pasó su infancia, y donde se familiarizó con la forma de concertar matrimonios, los prejuicios de clase, la penuria económica de muchos hombres y mujeres de la baja nobleza rural, la repugnancia hacia los oficios manuales y el trabajo asalariado de unos seres acostumbrados a vivir de las rentas.



Museo de las hermanas Brontë
(Haworth, Yorkshire, Inglaterra).
 
Elizabeth Gaskell tuvo una vida prolífica, en lo humano y en lo literario. Y, si no lo hubiera logrado por méritos propios, habría ganado igualmente un asiento en la posteridad por su Vida de Charlotte Brontë, la biografía que inició el mito de las 
Brontë. La muerte prematura de Charlotte (autora de la indeleble Jane Eyre, publicada en 1847) rompió años de amistad entre las dos escritoras, un vínculo que a Gaskell le serviría para retratar póstumamente a Charlotte, y no sólo en su faceta de novelista, sino como mujer, hija y hermana. Como la mujer adelantada a su tiempo, inconformista, trabajadora asalariada y autora de éxito gracias a su romanticismo acendrado y a su fértil imaginación. 


Losa funeraria de Emily y
Charlotte Brontë (Haworth, Inglaterra).
 
De paso, la biografía de Elizabeth Gaskell encumbró también a las otras dos célebres Brontë: Emily (autora de Cumbres borrascosas) y Anne (Agness Grey), así como a su controvertido y desgraciado hermano Branwell (1817-1848). Todos ellos, excepto Anne, están enterrados en la iglesia parroquial de Haworth, en la zona oeste del condado de Yorkshire, en Inglaterra. Y muy cerca de allí, los páramos salvajes y solitarios, tan presentes en las novelas de las tres hermanas.