martes, 21 de agosto de 2012

'El verano sin hombres' de Siri Hustvedt

El primer libro de Siri Hustvedt que leí fue el último que ha publicado, The summer without men (2011), que me regalaron, en edición americana, en la Feria del Libro de Madrid. Está traducido al castellano, como toda su obra, así que no hay excusa para no leerlo en este verano de fuego y olas de calor.

Mi ejemplar de 'The summer
without men', de Siri Hustvedt.
El verano sin hombres es una novela de perfil intimista, narrada en primera persona por la protagonista, Mia Fredricksen, una mujer de 55 años que lleva 30 casada, tiene una hija encantadora y relativo éxito profesional. De repente, Mia enloquece, es internada en una clínica y, al salir, decide pasar el verano en Boden, donde su madre vive en una residencia para ancianas. Ese verano sin hombres cambiará a la protagonista en lo personal y le servirá de acicate intelectual.
Todo lo que he leído de Hustvedt ha sido en inglés, supliendo con la cadencia del relato y la musicalidad de los diálogos mis lagunas con el idioma. Valga este párrafo para intuir qué clase de escritora hay tras esta novela: “Poco después de que él dijera la palabra pausa, enloquecí y aterricé en el hospital. Él no dijo ‘No quiero volver a verte’ ni ‘Hemos terminado’, pero, tras treinta años de matrimonio, bastó una ‘pausa’ para convertirme en una lunática (…) La Pausa era francesa, con escaso pero brillante cabello castaño. Tenía los pechos grandes, auténticos, no de esos retocados en quirófano, gafas marrones rectangulares y una mente brillante. Era joven, por supuesto, veinte años más joven que yo”.

Siri Hustvedt con su marido, Paul Auster, y su
 hija, la actriz y modelo Sophie Auster, en 2005.
La propia Siri Hustvedt ha definido su novela como una comedia clásica y feminista que aborda el poder de la imaginación, ya que tanto la protagonista como las variopintas ancianas, amigas de su madre, usan y abusan de la imaginación para tejer su día a día. Pero, ¿cuánto hay de Siri en Mia? Casada con el escritor Paul Auster, Siri está harta de que siempre “piensen que soy la protagonista de mis libros. No sé si se le hace la misma pregunta a un hombre que escribe. Pero yo no soy Mia".
La escritora Siri Hustvedt.
Lo que sí es Siri Hustvedt es una excelente contadora de historias, que se acerca a los personajes con seriedad pero con ingenio. En su prosa hay siempre una buena dosis de crítica y enfoca a sus protagonistas desde un ángulo más amplio que el de las cotidianas desventuras.
Así ocurre con la Mia de El verano sin hombres, que descarga toda su rabia contra el sexismo, contra las apáticas adolescentes a las que da clases de poesía y contra las viejecitas que afrontan el final de sus vidas. Contra todas las mujeres que perpetúan con su inacción las diferencias de sexo y una latente pero corrosiva alienación.