miércoles, 11 de enero de 2012

Esfinges guardianas de la Aguja de Cleopatra

Varios lectores me han preguntado detalles sobre un tema que publiqué en este blog allá por el 8 de julio de 2010, en ese paréntesis felicísimo de mi vida que pasé en Londres estudiando inglés y pateando la ciudad con un plano en la mano, entrando y saliendo de museos (¡gratuitos!) y catando medias pintas en pubs con solera.

Obelisco 'Cleopatra's Needle' (Londres).


El asunto del que hablaba hace casi dos años era el obelisco egipcio llamado Aguja de Cleopatra, que está en Victoria Embankment, a la orilla del Támesis, con una esfinge a cada lado, a modo de cuerpo de guardia.

La historia de cómo llegó a Londres esta monumental piedra, las vicisitudes de su traslado tras permanecer enterrada durante siglos bajo las arenas del desierto, está en mi anterior entrada, pero lo que entonces no escribí fueron varios detalles curiosos de las esfinges.

Esfinge junto a la Aguja de Cleopatra (Londres).

Las dos esfinges guardianas del obelisco son representaciones imponentes del faraón Tutmosis III. Ambas fueron añadidas a la Aguja de Cleopatra en el año 1881, pero no son piezas originales, sino copias de las que se exhiben en el castillo de Alnwick y que son parte de la colección artística del duque de Northumberland. Como curiosidad, diré que este castillo escocés ha sido usado para localizaciones interiores en las películas de Harry Potter, y antes se rodaron en él escenas de Beckett y Robin Hood, príncipe de los ladrones

Representación del faraón Tutmosis III.
Los escalones y pedestales del obelisco, así como los de las esfinges, también cuentan su propia historia. En cuanto al primero, resultó dañado en la I Guerra Mundial por el impacto de una bomba, durante un bombardeo aéreo, el 4 de septiembre de 1917. Las marcas en las piezas de metal de escalones y pedestal son visibles en la actualidad.
Ninguna de las esfinges fue dañada por las bombas alemanas, pero uno de los pedestales sí recibió restos de metralla de los que impactaron contra el obelisco, y que se ven claramente. Con todo, hay más información en los pedestales de las esfinges, concretamente, cuatro inscripciones, una por cada cara de la piedra. Dicen que la del lado sur  fue grabada a sugerencia de la reina Victoria, que quiso rendir tributo a la memoria de quienes perdieron la vida en el traslado del obelisco hasta Londres.

En la cara norte del pedestal de las esfinges, ésta es la inscripción: "Gracias al patriota Erasmus Wilson F.R.S. Este obelisco fue traído de Alejandría encajonado en un cilindro de hierro. Fue abandonado durante una tormenta en el Golfo de Vizcaya, recuperado y erigido en este lugar por Juan Dixon C.E. en el año 42 del reinado de la reina Victoria: 1878".
Cara este: "Este obelisco fue erigido en Heliópolis por el faraón Tutmosis III hacia el año 1500 a.C. Las inscripciones laterales fueron agregadas casi dos siglos después, por el faraón Ramsés el Grande. Trasladado durante la dinastía griega a Alejandría, la ciudad real de Cleopatra. Allí fue erigido en el año 18 de Augusto: el 12 a.C.”.

Cara oeste: “Este obelisco, enterrado durante siglos en las arenas de Alejandría, fue obsequiado a la nación británica en el año 1819, por Mohamed Alí, valí de Egipto. Es una digna contribución de nuestros distinguidos ciudadanos Nelson y Abercromby”.
 Cara sur: “William Askin, Michael Burns, James Gardiner, William Donald,  Joseph Bendow, William Patan. Fallecidos en la tentativa de recuperación de la nave del obelisco Cleopatra durante la tormenta del 14 de octubre de 1877”.

4 comentarios:

  1. ¡Muchas gracias por aclararme lo de las esfinges! Haces un trabajo tremendo con este blog. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. De nada

    Para mí es un placer escribir de lo que me gusta, ¡todo un lujo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por esta magnifica explicación, pues en mi pasado viaje hice varias fotos a estas esfinges, pero no conocía su historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer y comentar, siempre es un placer saber que hay alguien al "otro lado" jaja.

      Saludos

      Eliminar