miércoles, 7 de diciembre de 2011

La mesa de Jane Austen: historia de un objeto

El cottage de Chawton, cerca de Winchester, fue el último hogar de Jane Austen, de donde saldría apenas para recibir tratamiento poco antes de morir. La historia, fotos y reseña de mis visitas a Chawton merecen una entrada propia en este blog, pero la de hoy habla de varios objetos que allí se exhiben, comenzando por la mesa que usaba Jane para escribir.

Mesa de Jane Austen (Casa-museo de Chawton).
Poco antes de morir, Jane Austen desveló su ritual de escritura: con una fina pluma de marfil, de menos de dos pulgadas de ancho, sobre el endeble tablero de madera de castaño de una mesa de 12 pulgadas. Esta mesita, sostenida por un sólo pie, era plegable, como la mayoría de las mesas de escritura de la época de la Regencia. Fue aquí donde Jane escribió sus primeras novelas, recluida en el piso superior de la rectoría que su padre tenía en  Hampshire, aunque esas historias tardarían años en publicarse. Cuando la familia Austen se mudó a Bath, en 1800, Jane apenas pudo escribir, pero la mesa viajó con ellos, igual que los seguiría a Chawton, el cottage propiedad de su hermano Edward que sería el último hogar de las mujeres Austen: la propia Jane, su madre, su hermana Cassandra y Martha Lloyd, una amiga de la familia.

Novelas de Jane Austen (Casa-museo de Chawton).
En esta mesa revisó Jane los manuscritos de Sentido y sensibilidad y de Orgulllo y prejuicio justo antes de ser enviados a Londres para su publicación, en 1811 y 1813. En esta mesa nacieron Mansfield Park, Emma y Persuasión. Y fue aquí, rozando los nudillos en la fina madera, donde Jane Austen anotó los comentarios elogiosos de sus vecinos, como la señora Bramston, de Oakley Hall, o la señora Digweed. De todo ello da cuenta Jane en sus cartas a Cassandra.

Tras la muerte de Jane Austen, en julio de 1817, su hermana Cassandra heredó la mesa de escritura y, cuando ésta falleció, en 1845, la mesa plegable fue regalada a un viejo mayordomo, como premio a su labor al servicio de las Austen. Cuando, en el siglo XIX, la Sociedad Jane Austen empezó a recolectar objetos, manuscritos y recuerdos para fundar esta casa-museo, la pequeña mesa fue de los primeros objetos en regresar. Y ahí aguarda al visitante, junto a la ventana y a la puerta del comedor familiar.

Mechón de pelo, pulsera y cruz de Jane Austen (Chawton).
Visitar Chawton es una experiencia reconfortante, por pesado que sea el recorrido en autobús desde Winchester o el riesgo de extraviarse al caminar desde la parada del bus, en mitad de la carretera, hasta el grupo de casitas que forman el pueblo. Merece la pena sólo por ver dónde vivió la escritora, cómo es el edificio, cuán de estrechas las escaleras al segundo piso o lo recoleto del jardincillo trasero. Además, hay multitud de objetos curiosos, como éstos guardados tras el cristal de una vitrina, que pertenecieron a Jane Austen. Por ejemplo, una pulsera azul, de un diseño tan increíblemente moderno, que yo compré una similar en una feria de artesanía en Madrid. Encima de la pulsera, un mechón de pelo de Jane, eso sí, descolorido desde su original castaño otoñal. También dos cruces de topacio, regalo de su hermano Charles a Jane (la cruz de la derecha) y a Cassandra. Se sabe que fueron de ellas porque lo dejó escrito Jane en una de sus cartas a su hermana: "Charles ha comprado cadenas de oro y cruces de topacio para nosotras" (27 de mayo de 1801).
Ventana al jardín trasero de Chawton.


Recorrer las estancias del simpático cottage de Chawton me resultó inspirador, no sólo por juntar fragmentos de la vida real de la mujer que fue Jane Austen, sino por desandar una senda de pistas acerca de cómo se inspiraba la escritora. Y descubrir, por ejemplo, que el regalo de estas cruces de topacio fue el andamiaje sobre el que construiría el capítulo de Mansfield Park donde William Price le compra una cruz de ámbar a Fanny. Lo más parecido a abrir una ventana al pasado.

2 comentarios:

  1. ¡Gracias!

    Hay un TAG dedicado a Jane Austen, por si te interesa leer más cosas de ella.

    ResponderEliminar