martes, 12 de julio de 2011

Cuestión de prioridades

Soy consciente del daño que están haciendo las agencias de calificación internacionales con su obstinación en no dejar títere con cabeza entre los más débiles del euro. Sin embargo, no tengo tan claro que esas mismas agencias de rating se estén dando cuenta del riesgo enorme que supone el déficit de Estados Unidos, que amenaza con anegarnos –de nuevo- con su insolvencia mundial. Claro que mucho peor están –o no, ¡vaya usted a saber!- los ahogados en el crucero por el Volga, y los muertos en la explosión en una base naval de Chipre.

Y los bosnios vivos –y quién sabe si también los muertos- que tienen algún familiar en el cementerio memorial que se ha erigido para que no se nos olvide la matanza étnica de Sbrenica.
Mientras tanto, miles de niños y no tan niños que pasan hambre y sed en Somalia emprenden un viaje a la desesperada a los países vecinos, sobre todo a Kenia.

La mirada hambrienta de dos niños somalíes.
Allí esperan, en un campo de refugiados, a que la caridad de los ricos les dé de comer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario