viernes, 28 de enero de 2011

Carranque, villa romana del siglo IV

Descubrí los mosaicos de Carranque en un reportaje de la revista Por qué, que edita la Escuela de Adultos San Federico. Sobre el papel, prometía ser una agradable sorpresa: una villa romana del siglo IV y una casa con 900 metros cuadrados de mosaicos, en la provincia de Toledo, a sólo 34 kilómetros de Madrid. Una vez allí, la sorpresa se transformó en maravilla.

Al yacimiento arqueológico de Carranque se llega por una estrecha carretera que cruza el pueblo y va a morir en un puente sobre el Guadarrama. La villa romana, que los arqueólogos ligan hoy con el emperador Teodosio I el Grande, estuvo sepultada hasta el año 1983, cuando la casualidad quiso que el arado de un campesino desenterrara un mosaico. Tras esa pequeña tesela, otros edificios fueron sacudiéndose el polvo y la humedad de siglos.

Poco se sabe del Palatium (imagen superior), con sus dos solitarias columnas de mármol traídas de Turquía y los restos de una iglesia visigoda. Pero, ya se tratara de un edificio de representación o de lujosas dependencias anejas a la Casa de Materno, lo cierto es que el Palatium fue usado como cementerio durante siglos. Se han encontrado decenas de sarcófagos de piedra con restos de los siglos VI y posteriores.


La Casa de Materno es la joya del yacimiento. De sus 1.200 metros cuadrados, 900 metros están cubiertos con bellísimos mosaicos. Al parecer, la casa estaba dotada de un sistema de calefacción (hipocausto), que hacía circular el aire caliente bajo los suelos. Esta estructura era luego recubierta con mosaicos, y de ahí la calidad de elementos decorativos. Nada más entrar, el mosaico de Medusa, tradicional protectora de los hogares romanos, daba la bienvenida a los visitantes. Elaborado con ricas teselas de entre cinco y diez milímetros, el mosaico tiene una inclinación natural para la evacuación del agua, ya que al lado existía un patio ajardinado donde confluían los pasillos para llegar al resto de las habitaciones.

En la siguiente habitación, una escena mitológica con Adonis combatiendo contra un jabalí. En la parte inferior del mosaico aparecen dos perros con sus nombres escritos, una perdiz y una liebre (la fauna típica de la zona en la Hispania romana del siglo IV).

El suelo del comedor principal conserva otro magnífico mosaico: la devolución de la esclava Briseida a Aquiles. Alrededor del cuadro principal, un trenzado exterior en forma de laberinto parece hecho en tres dimensiones, sobre todo si se contempla desde arriba.

Con todo, es el mosaico del dios Océano el que concentra la mayoría de miradas. En él aparece el dios con unas graciosas antenas, larga barba y pinzas de cangrejo. En la sala contigua, una curiosa pieza octogonal intriga a los arqueólogos: primero se pensó que podía ser la habitación de los niños, pero ningún documento menciona que Materno tuviera hijos.

El tercer edificio del yacimiento es el Mausoleo, cuya función real se desconoce. Primero se pensó en un depósito de agua, pero la falta de impermeabilización disuadió a los especialistas. La teoría actual es que fue construido como mausoleo para Materno, quien, tras morir en Oriente, fue traído en andas a España para ser enterrado. Ese último viaje de Materno a Hispania duró un año. Sus restos no se han encontrado (¿aún?)

4 comentarios:

  1. Muy buenas, soy Samuel López Iglesias, descubridor de la villa romana de Carranque, quería agradeceros que halláis publicado este post, y contribuir así a la difusión de este impresionante legado de la historia
    Quería haceros una aclaración, el descubrimiento no fue con un arado. Os dejo este enlace donde cuento como fue tan impresionante hallazgo.
    Dentro de uno días podréis ver mi página web del parque arqueológico de Carranque. www.carranquerural.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se me olvidó el enlace http://www.hotelcomendador.es/templates/cadenas/asociados_tower/otros/Parque%20Arqueol%C3%B3gico%20el%20descubrimiento.pdf

      Eliminar
    2. se me olvidó el enlace http://www.hotelcomendador.es/templates/cadenas/asociados_tower/otros/Parque%20Arqueol%C3%B3gico%20el%20descubrimiento.pdf

      Eliminar
  2. Muy buenas, soy Samuel López Iglesias, descubridor de la villa romana de Carranque, quería agradeceros que halláis publicado este post, y contribuir así a la difusión de este impresionante legado de la historia
    Quería haceros una aclaración, el descubrimiento no fue con un arado. Os dejo este enlace donde cuento como fue tan impresionante hallazgo.
    Dentro de uno días podréis ver mi página web del parque arqueológico de Carranque. www.carranquerural.es

    ResponderEliminar