jueves, 11 de noviembre de 2010

Magos en Leicester Square

Harry Potter está a punto de jubilar la varita mágica, pero esta noche en Londres, sobre la alfombra roja de Leicester Square, el mago más famoso del mundo y sus amigos han vuelto a desplegar sus mejores artes. El motivo, presentar la penúltima película de la serie, que es también la penúltima ocasión de poner en marcha la máquina de dinero para actores, productores y la propia autora, J. K. Rowling. No muy lejos de donde ayer protestaban los estudiantes contra las tasas universitarias, cientos de fans han hecho cola bajo la lluvia para ver a Daniel Radcliffe y el resto del reparto.

Muchos de esos jóvenes han crecido con la serie, al ritmo de los actores, ya que las películas de Harry Potter han tenido a los mismos actores durante 10 años. ¡Con razón dicen todos ellos que están deseando dejar atrás la saga del internado Howgart. Ni a Daniel Radcliffe ni a Emma Watson les deben preocupar los recortes económicos del gobierno conservador de Cameron, y puede que a sus bravos admiradores les tengan sin cuidado, pero todos ellos harían bien en leer los periódicos y ver la televisión estas semanas. Porque no hay día que en este país, en esta ciudad, no haya un anuncio de más y mayores recortes, menos gasto, más dificultad para madres, parados, estudiantes y trabajadores extranjeros.

Que yo haya visto, para los actores millonarios no hay ningún recorte anunciado. De momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario