miércoles, 29 de septiembre de 2010

Huelga en España, lluvia en Londres

La actualidad en España marcha hoy a ritmo de huelga, aunque los periódicos (españoles) no aciertan a ponerse de acuerdo en si se trata de una huelga general o de un paro muy parcial. Mientras, aquí en Londres, la BBC destaca las protestas en Bruselas contra unas medidas de austeridad que son todas como primas hermanas y que están llegando a Europa como ese lobo feroz que tantas veces se anunció pero en el que nunca se creyó. El vídeo que ilustra la noticia, como no podía ser menos, es de los choques entre la policía y algunos exaltados en Barcelona. Se ve que son pocos, pero como arman ruido y han debido quemar un par de coches, la mala imagen de España ya está servida, justo al mismo nivel de la de los griegos hace unos meses y los franceses de segunda generación en las banlieu de París.

En el Reino Unido de la Gran Bretaña, las medidas para apretarse el cinturón están al caer, y los signos son evidentes. El lunes, el Banco de Inglaterra instaba a romper la hucha de los ahorros y empezar a gastar para salvar el país. Y hoy, la BBC nos cuenta cómo hacerlo: comprar coches fabricados en Reino Unido (nada de darle la pasta a los coreanos o alemanes dueños de las firmas automovilísticas más vendidas); salir de vacaciones, pero sin salir del país (idem que con los coches); llenar los depósitos de gasolina y usar el coche sin miedo al agujero de ozono o al boquete en los bolsillos; fumar y beber a placer, porque ya se sabe que nada llena tanto las arcas del Estado como los impuestos sobre alcohol y tabaco. Que tomen nota en Europa… perdón, en el resto de Europa.

La otra celebrity estos días en Londres es Ed Miliband, el flamante nuevo líder de los Laboristas (otrora, socialistas). Superada la batalla fratricida para controlar su partido, Ed Miliband apunta ahora a sus contrincantes, los conservadores de Cameron. Si sorprendentes están siendo sus cambios de opinión en materia económica (una vez ganadas las primarias, ¿no tiene derecho el hombre a reclamar medidas más severas de las que prometió si resultaba elegido?), más sorprendente es que hoy anuncie que se va a casar. ¿Y con quién? Pues con la madre de sus dos hijos (uno de camino), con la que, por una cosa u otra, no había tenido tiempo de casarse hasta ahora. ¿Giro a la derecha, concesión a la conservadora sociedad británica? ¿O falta de tiempo, como él dice? ¿Sería tan inconveniente que el posible primer ministro no estuviera casado con su Primera Dama?

Mi actualidad la marca mi búsqueda online de sitios donde empezar a mandad currículos, aunque sólo sea para ir a las entrevistas de trabajo y practicar mi inglés. Ni qué decir tiene que estoy más perdida que el pulpo Paul en un acuario de Coca-Cola. Las únicas ofertas de empleo que se ven por la calle y en periódicos son para camareros en sitios de comida y bebida fast-food; vendedores a comisión; dependientes tras mostradores de ropa de grandes cadenas textiles; y niñeras, para lo que suelen pedir conocimientos de otro idioma, como el francés y, en ocasiones, español.

Nada a mi alcance, me temo, ya que mi formación universitaria me sobrecualifica para algunos de esos puestos, y la edad me elimina directamente de la carrera por otros. Tampoco pertenezco a una minoría étnica, y las empresas españolas con presencia aquí también se han perforado algunos agujeros en el cinturón. Así que he decidido empezar mandando mi CV a sitios donde no hay vacantes, pero donde me gustaría trabajar. Ni a mí misma me parece una medida inteligente, pero ya iré acotando la búsqueda.
Mientras, sigue lloviendo en Londres, y acabo de descubrir que la vista desde mi ventana es más bonita bajo la lluvia. Y me acuerdo con notalgia de aquellas tardes de mi adolescencia cuando me inspiraba contemplar la lluvia tras los cristales. Como en la canción de Serrat.

2 comentarios:

  1. Soy alumna de Marta H. que me ha sugerido tu blog. Me mudé a Madrid de Londres en febrero (había vivido aquí por unos años en los 90). Marta tenía razón: me gusta tu estilo de escribir. Al menos, lo entiendo (más o menos). Pues, me empresa todavía está ubicada en Londres y es donde está la mayoría de mis contactos profesionales. Se te apatece, puedes mandarme tu CV y si puedo hacer sugerencias, lo haría con gusto. Que disfrutes Londres. Es una maravilla de una ciudad. Besos, Wendy

    ResponderEliminar
  2. Hi Wendy! Glad to hear that you do enjoy my blog and that it's (more or less) easy to understand LOL. Please, let me know any mistakes I could make and feel yourself free to add any advice.

    Love

    ResponderEliminar