domingo, 1 de agosto de 2010

Alguien que va

Me gusta Londres por muchas razones. Tantas cosas me gustan de esta enorme ciudad, que ni siquiera voy a intentar esbozar el más simple y obvio listado. Así que el camino de losetas amarillas tendrá que esperar a ser asfaltado.

Yo tengo un avión que coger el lunes. Regreso a Madrid, luego a Málaga, vuelta a Madrid… El verano me espera, la familia, ataduras y responsabilidades, alegrías y amores que cultivamos desde niños y que conviene tener bien regados.

Y a finales de septiembre, Londres de nuevo. Cuando llegué, en junio, no estaba segura de cuán larga sería mi incursión al norte del Canal de la Mancha, pero tras dos meses estudiando y viviendo aquí, sería una locura y una pérdida de tiempo y dinero, no completar lo que he empezado.

Seguiré con este blog en España, me llevo cientos de fotos, objetos sobre los que quiero escribir, monumentos que reseñar, mis últimos hallazgos de bares y restaurantes, cafés… Y, por supuesto, contar mi viaje tras Jane Austen, en Chawton y en Bath; la novela inacabada que compré en su casa; el llavero con la efigie de Mr. Darcy; los libros de arte del British y la National Gallery; las gentes y los mercados.

Y hablando de gente, llega trotando solita una de las razones por la que me gusta Londres: aquí siempre hay alguien que viene



alguien que va



y alguien que viene y que va


Una gente y una ciudad diversas. Tan diversas como las chaquetas y las medias negras tupidas, en perfecta sintonía con la manga corta y los tirantes.

Nos leemos en España las próximas semanas.

5 comentarios:

  1. Pepis!!! Pero qué bien te lo pasas y qué bien lo cuentas!!! Aquí te esperamos en Madrid para ls cañitas de turno y para echarnos unas risas a la española. Besos!!! Monik

    ResponderEliminar
  2. A ver si es verdad, que nunca encartamos para las cañitas! Un besazo

    ResponderEliminar
  3. London the best city in the

    ResponderEliminar