martes, 29 de junio de 2010

Más nubes que claros hoy en Londres

Si antes hablo (mejor dicho, escribo), antes tengo que enmendarme y contar que la BBC 1 lleva buena parte de la tarde emitiendo en directo la ceremonia de repatriación de los cuerpos de 7 soldados y marines británicos muertos en Afganistán en los últimos días. Mientras los ataúdes eran bajados del avión y transportados a hombros de sus compañeros de batallón, la televisión mostraba las fotos de los fallecidos y algunos datos de sus biografías así como palabras de despedida de sus familiares. Ahora están esperando que los restos lleguen a Wootton Bassett, donde una multitud espera en las calles para darles su último adiós.

Todo muy emotivo, pero con esa contenida emoción que muestran y demuestran los flemáticos británicos, aunque cada día les maten un soldado… o más de uno, en supuestas misiones de paz. No quiero ni imaginarme qué sucedería en España si cada semana tuviéramos que velar a un soldado, ¿se desintegraría el Estado, el Gobierno, el país entero?

La otra noticia del día, el regreso del equipo de fútbol apaleado, sigue llenando páginas y minutos de emisión. Desde luego, jugar no sé si jugarán, pero verlos bajar las escalerillas del avión con sus trajes cortados a medida, es inspirador. En eso se nota la mano de Beckham, eso es indudable.

Aunque haya otros que llenen una página entera de periódico declarando que Inglaterra no ganará hasta que no practique la moral de equipo, o lo que es lo mismo, que la falta de cohesión social aplasta cualquier posibilidad de éxito. Y pone como (buen) ejemplo a Messi, colocando en el mal camino a Gerrard, Cole, Lampard and Beckham, que han estado en el equipo durante años “y no han hecho nada ni han llegado a ningún sitio”.

La selección española se enfrenta en unos minutos a su propio paso del Rubicón, y aquí en Londres los pubs aprovechan para hacer caja, juegue quien juegue, que para eso se deben al negocio. La mayoría de pubs ha hecho provisión de banderas y adornos para que no les falten ni los clientes que se acercan a ver los partidos en grandes pantallas de plasma, ni la cerveza, por supuesto. Ingentes cantidades de cerveza que se beben por pintas.

Y la “maruja” que hay en mí no puede evitar poner una foto que demuestra cuán humanas son las modelos y actrices. Esta vez la cámara indiscreta ha captado el descuido de Naomi Campbell al enseñar las increíblemente prominentes entradas que tiene ya en su cráneo.

Por mucho que mueva la melena. O precisamente por moverla demasiado.

2 comentarios:

  1. De indudable la mano de Beckham, nada. Que los ingleses siempre han sido elegantes y se han hecho los trajes a medida. En Saville Rd. están los mejores sastres del mundo. Y si no, está Capello para recordárselo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y entonces dónde se nota la mano del maniquín Beckham? ¿O acaso lo contrataron por lo mismo que el Madrid, años atrás? Pobre, debe estar agotado y se ha ido directo a Venecia...

    ResponderEliminar