miércoles, 23 de junio de 2010

Inglaterra sube en la World Cup y yo me bajo al río


Increíble pero cierto: millones de fans han visto esta tarde el partido de Inglaterra contra Eslovenia, gracias a que muchas empresas y colegios han alterado sus horarios, sospechando que tanto trabajadores como estudiantes se iban a escaquear de todas formas. Una ola de exaltación patriótica y alegría desbordante que se han perdido miles de habitantes del suroeste de Londres y Salford por culpa de cortes en el suministro eléctrico.

Y eso que todavía no ha entrado en vigor el recorte presupuestario y la subida del IVA que, en directo en la BBC, han tratado de explicar Cameron y Clegg. El programa de TV, idéntico al español “Tengo una pregunta para usted”, ha acabado en tablas en lo verbal y con bola de partido para el gobierno conservador-liberal, of course.

Ahora que lo pienso, quizá los cortes de luz se deban a que en ocho o diez casas han encendido los aparatos de aire acondicionado, ya que hoy y los próximos días se anuncian hasta ¡30 grados! en Londres y el sur de Inglaterra. Y no lo digo en broma, ni mucho menos, que aquí el aire acondicionado en las casas es tan raro como la calefacción central en Málaga, por poner un ejemplo que me toca de cerca.

A las 12.30, acabadas mis clases y hechos los deberes, se me ha antojado pasear por el río. Hasta allí me he ido con la tartera y, al más puro estilo londinense, me he comido el sándwich y la fruta sentada en el césped en el Temple, las sandalias quitadas, leyendo el periódico y viendo de refilón los cajones del London Eye (la noria, vamos).


Y del periódico gratuito Metro he sacado dos recortes que me han encantado. Uno, sobre el maletín rojo del Presupuesto, jubilado a los 150 años y bastante ajado (como se puede ver en la foto). Lo han usado todos los ministros de Finanzas desde hace 150 años y ahora pasará al museo.

Y el otro recorte de periódico es un calendario con modelos pasadas por rayos X. Lo está enviando el laboratorio japonés EIZO para promocionar sus máquinas de rayos X y demuestra cuán cierto es aquello de “La belleza está en el interior”. Al menos, las modelos de este calendario tienen una preciosa osamenta.

2 comentarios:

  1. Pepi, querida, tú en Londres s 30º y yo en Madrid a infinitos y más. Me encanta que empieces tu blog hablando de GOOOOOOOOOOOOOOOOOOLES ' LA ÚNICA ALEGRIA COMPARTIDA EN ESTE MARAVILLOSO MUNDO: DE HOMBRES Y MUJERES, TRABAJADOES Y PARADOS, POBRES Y RICOS, JÓVENES Y VIEJOS...', al menos hay algo que compartir, sin entristecernos, ni avergonzarnos. ¡LÁSTIMA DE SOCIEDAD!.

    Diviértete guapa

    ResponderEliminar
  2. Hola "pajarraco", mucho gusto verte por aquí, que ya supongo lo liada que estás con ese proyecto tan ilusionante. Guárdame un par de ejemplares, ya sabes: uno para mí y otro para la colección de la editorial.

    Besazos

    ResponderEliminar